El festín del águila culebrera

El águila culebrera alcanza una envergadura alar máxima de 180 cm, aproximadamente lo mismo que la garza real, pero como planeador soberano es de constitución mucho más ligera.

En vuelo llaman la atención sus partes inferiores claras. Las oscuras puntas de las alas se destacan netamente de la cara inferior de las alas, provistas de delicadas hileras de color. Sólo a corta distancia se aprecia el azul pizarra de los pies y del pico.

La gran cabeza, en la que destacan sus grandes ojos amarillos, recuerda algo a las lechuzas.
Hábitat

El águila culebrera precisa de campiñas abiertas y soleadas, con árboles diseminados o monte bajo.

(Visited 17 times, 1 visits today)

Deja un comentario