El auge del lobo negro

Lobo, carnívoro relacionado con el chacal y el perro del que se reconocen dos especies y un número variable de subespecies. Las dos especies son: el lobo gris, que vive en Europa, Norteamérica y Asia, y el lobo rojo, que sólo se encuentra en Texas y en el sureste de Estados Unidos. Un adulto de lobo gris puede medir hasta 1,6 m de largo, incluida la cola (algo menos de la mitad de la longitud del cuerpo), y puede pesar hasta 80 kilogramos. La coloración del pelaje suele ser rojo-amarillenta o gris-amarillenta, con manchas negras por el dorso y blancas por el pecho y la zona ventral; sin embargo, los individuos que habitan en el norte pueden ser blancos por completo. El lobo rojo es algo más pequeño que el lobo gris y su coloración es más oscura. Todos los lobos se caracterizan por tener dientes muy poderosos, cola peluda y pupilas redondas. Se diferencian del perro doméstico en determinadas características de los huesos del cráneo.

El lobo puede vivir en hábitats muy diferentes, desde praderas abiertas hasta bosques y zonas de tundra, pero nunca se le encuentra en las montañas de altitud elevada. Es un animal muy sociable; forma grupos familiares y suele cazar en manada, sobre todo en invierno. Se alimenta de venados, renos y otros ungulados, aunque también come pájaros, liebres o roedores. Prefiere atacar primero a individuos enfermos, a los más viejos o a los más jóvenes, pues son más fáciles de capturar. Si el alimento es escaso el lobo también se alimenta de carroña.

(Visited 119 times, 1 visits today)

Deja un comentario